¿Quiénes somos?

Sobre Mil Mariposas

Mil Mariposas es una iniciativa madurada y pensada por Pruden Vizcaíno, la emprendedora que ha decidido crear Mil Mariposas y que es, como supondrás, quien ha escrito estás palabras.

Este proyecto ha sido apoyado por personas muy importantes en mi vida, y ha sido llevado a cabo con mucha ilusión y mucho entusiasmo.

Se trata de un comercio de creación y diseño propio (el producto procede de una selección realizada entre diferentes casas dentro del mercado). Vendemos lencería, corsetería y ropa de baño principalmente. Puedes ver el detalle de los productos que ofrecemos en la sección de “Catálogo de productos”.

Si has entrado en dicha sección, en la de catálogo de productos, posiblemente habrás observado que trabajamos con un amplio abanico de casas de lencería y corsetería, pero todas ellas bajo el mismo criterio, ofrecer calidad. Además de ofrecer productos de calidad, tenemos como premisa que éstos sean cómodos y con una buena relación calidad-precio, éstas son nuestras premisas. Evitamos los productos que resultan incómodos y/o que tienen poca durabilidad. Sabemos lo importante que es que te sientas cómoda y que los productos duren el tiempo que tienen que durar. Y esa idea llevada a la práctica ha dado lugar a nuestra tienda, vuestra tienda, Mil Mariposas.

Mi forma de trabajo se basa en una atención personalizada, donde os voy a escuchar y voy a intentar en todo momento cubrir vuestras necesidades como mujeres.

mariposa

 ¿Por qué Mil Mariposas?

Mil Mariposas tiene un significado muy especial. Representa la belleza que cada mujer tiene dentro y lo distintas que somos cada una de nosotras en cuanto a gustos y necesidades, eso es lo que nos hace ser mujeres. Cuando estaba pensando en el nombre que quería poner a la tienda buscaba una expresión que plasmara a cada tipo mujer, y también, a sus necesidades, y a una forma y a un tamaño de busto específico para cada mujer.  Si combinamos estos factores dan lugar a… ¡Mil Mariposas!

Sobre mí.

Decidirme a ser emprendedora fue difícil, llevó su tiempo y una reflexión muy profunda. Una vez madurado el proyecto consulté a familiares y amigos, unos me decían que estamos en un momento muy complicado para montar un negocio, y razón no les falta, y otros me decían que “si no te embarcas no te mareas”, y ciertamente es así. Así que después de un largo recorrido reflexivo, burocrático, etc., me lancé con mucha ilusión a llevar a cabo este proyecto, con la idea de iniciar un nuevo camino en mi vida profesional: emprendedora.

Gracias por visitar la página web de Mil Mariposas.

mariposa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*