¿Sujetador con aro o sin aro?

Un maniquí con uno de los estupendos productos de la tienda
Un maniquí con uno de los estupendos productos de la tienda

Actualmente, han surgido diferentes “rumores” a este respecto, los cuales apuntan a que éstos son perjudiciales para nuestra salud. Utilizo la palabra rumor, porque no hay a fecha de hoy ningún estudio que afirme de forma categórica y genérica que el uso de esta prenda con aros produzca daño a nuestra salud. Pero es cierto que un uso inadecuado nos puede perjudicar y acarrear problemas de salud.

¿Cuando y cómo nos puede perjudicar?

Os voy a explicar brevemente como podemos detectar a la hora de probarnos esta prenda si el aro nos puede o no perjudicar:

  • La posición adecuada. El aro NUNCA deben apoyarse sobre la mama, si no que tienen que descansar fuera de ella. Cuando la copa es demasiado pequeña ésta no abarca toda la mama cortando su nacimiento. Si ocurre ésto es porque lo más probable es que estemos utilizando una copa inadecuada.
  • Contorno demasiado grande o demasiado pequeño.
    La parte trasera del sujetador debe permanecer en posición horizontal, perfectamente alineada con la parte delantera. Si la parte trasera queda más alta que la delantera, significa que llevamos una talla de contorno mayor de la que nos corresponde. Podemos comprobarlo levantando los brazos, si realmente es la talla que corresponde, el sujetador no deberá desplazarse hacia arriba con tus movimientos. Cuando lo llevamos demasiado grande estamos reduciendo la capacidad de sujeción, recayendo ésta casi únicamente sobre los tirantes. Si el pecho no está bien sujeto, la espalda intentará compensar la posición, lo que desembocará en dolores musculares.
    Muchas mujeres por miedo a que se les suba o se les mueva el aro se ponen el sujetador demasiado apretado o pequeño. ¿Qué ocurre cuando hacemos ésto?
    El primer signo que aparecerá: las marcas en la piel, granitos, bultitos, etc. Con el tiempo pueden aparecer bultos duros que no es cáncer pero nos puede confundir con él. El llevar demasiado apretado el sujetador no permite que haya una adecuada circulación y ésto puede derivar en la producción de dichos bultos.

¿Una mala elección de esta prenda tan íntima puede acarrearte ciertos problemas de salud?

Por todos los puntos analizados, la respuesta a esta pregunta es afirmativa. A la hora de comprar esta prenda tan íntima no podemos dejarnos llevar solo por el diseño atractivo, el precio o la moda. Es algo más complicado de lo que algunos/as puedan pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*